Puertas Miguel Rosas. Las Reformas

Independientemente del tamaño de nuestra casa, podemos clasificar las reformas en tres: REFORMAS INTEGRALES, REFORMAS PARCIALES  Y REFORMAS ESTÉTICAS

 

  1. REFORMAS INTEGRALES: Implican la modificación de la distribución, ventanas, puertas, suelos, sanitarios, tuberías, calefacción… Tenemos que prestar atención a la edad del inmueble, si se han hecho modificaciones o no anteriormente…Porque proporcionalmente, una reforma integral puede resultar más económica que varias reformas parciales. Estudiaremos cuidadosamente el aislamiento de la vivienda (ventanas, tabiques exteriores) y el sistema de calefacción y aire acondicionado, ya que, a largo plazo, puede suponer un ahorro en nuestras facturas.
  2.  REFORMAS PARCIALES: Supone la renovación de uno o varios de los aspectos mencionados en la reforma integral. Una de las reformas parciales más importantes suele ser la renovación de la cocina o el baño. En este caso, el asesoramiento profesional sobre acabados y calidades puede ahorrarnos un buen dinero, ya que es una reforma que implica un elevado coste económico.
  3.  REFORMAS ESTÉTICAS: Pintura, cortinas, textiles, armarios empotrados…Nos ayudan a dar un “nuevo aire” a nuestro hogar sin necesidad de que nuestro bolsillo se resienta demasiado. Para la pintura, pediremos que nos realicen muestras en la pared de, al menos, 1 m2, para ver el comportamiento del color con luz natural y artificial. Es preferible que sean tonos neutros y reservemos estampados y tonos más atrevidos para detalles decorativos. Así, si nos cansamos, no nos supondrá un problema cambiarlos.

En cualquiera de los tres casos, tendremos en cuenta las necesidades de los que habitarán ese espacio, siempre contemplando posibles modificaciones, cambios futuros, etc.

EL PRESUPUESTO

Recopilaremos al menos 2/3 presupuestos que contemplen las diferentes partidas de la reforma (calidad de materiales, IVA, mano de obra, fecha de finalización), para así poder comparar y decantarnos por el que más nos interese. Debemos contemplar entre un 10%-30% adicional, para imprevistos que surjan.

 

 

Optar por empresas locales nos permite ahorrar en gastos de desplazamiento, cercanía para poder recurrir en caso de imprevistos futuros, beneficiarnos del “boca a boca” de vecinos y conocidos. Tengamos en cuenta que una reforma puede suponer un importante desembolso económico, y dejarnos asesorar por gente cercana que ya ha tenido esa experiencia y evitar así sorpresas desagradables.

ORGANIZACIÓN DE LA REFORMA

El embalaje de enseres y su traslado a un sitio seguro facilita mucho la tarea y evita accidentes y disgustos. Recogeremos en cajas y contenedores (por este orden) libros, objetos decorativos, ropa de otras temporadas y, finalmente, ropa y enseres más utilizados. Siempre en cajas perfectamente identificadas. Es recomendable “hacer limpieza” de todo aquello que ya no nos es útil.  Cuando tengamos que organizar de nuevo nuestras cosas, lo haremos en orden inverso, primero ropa y enseres más comunes, ropas de otras temporadas, etc.

 

 

Planificar, organizar y finalizar una reforma en casa es un importante proyecto que puede quitarnos el sueño durante un período de tiempo. Merece la pena dedicar tiempo a buscar al mejor profesional y dejarnos asesorar por él. En ocasiones, ideas que vemos plasmadas en otros ambientes pueden no quedar bien en nuestro espacio. Elegir especialistas de nuestro entorno, recomendados por nuestros vecinos, es garantía de calidad. En PUERTAS MIGUEL ROSAS contamos con muchos años de experiencia en REFORMAS PARCIALES Y TOTALES,  y un buen número de vecinos satisfechos por asesoramiento profesional. Esa será siempre nuestra carta de presentación.

 

FELIZ REFORMA!!