Puertas Miguel Rosas. Suelo laminado

La elección del material que cubra el suelo de nuestro hogar es uno de los dilemas que más quebraderos de cabeza nos puede traer. Queremos que el espacio quede bonito, sea práctico, que podamos andar descalzos en invierno o que los niños puedan jugar tranquilamente, sin que estemos pendientes de que pueda rayarse o estropearse con las carreras de nuestras mascotas.

Una de las soluciones más atractivas y prácticas es EL SUELO DE TARIMA FLOTANTE O SUELO LAMINADO. Consiste en una superficie formada por varias capas de láminas de material procedente de la madera prensada, una capa decorativa, sobre la que se sitúa una resina ultra resistente, que protege  del roce y los golpes. En muchas firmas encontramos también una capa que aísla térmica y acústicamente los espacios con tarima flotante, dando como resultado habitaciones confortables y aisladas de ruidos y temperaturas extremas.

MIGUEL ROSAS nos comenta que la facilidad de instalación es otra de las ventajas de la tarima flotante, lo que hace que los costes de mano de obra profesional sean muy reducidos, pudiendo disfrutar de tu nuevo suelo…¡¡en un tiempo record!! El sistema patentado por las primeras firmas de suelo laminado (QUICK-STEP O MEISTER), en el que las lamas se unen gracias a un click, permite pisar la superficie de forma inmediata. Además, cuentan con accesorios como rodapiés (que ocultan cables), remates de escalera o, incluso, focos halógenos empotrados, que consiguen una iluminación ascendente muy especial en estancias como pasillos, galerías o zonas exteriores.

ACABADOS DE CALIDAD Y DISEÑOS SORPRENDENTES

Nos cuenta Pilar, responsable de la exposición y presupuestos de MIGUEL ROSAS S.L. “Según el acabado que seleccionemos, el resultado final puede tener un aspecto más “rústico” (biseles en V en los cuatro lados de la tabla), más “urbano” (bisel en V en sólo dos caras) o más “vanguardista” (tablas sin bisel, en forma de losetas, imitando superficies o aspecto de mármol)”. Es más… nuestros especialistas nos muestran la manera más adecuada para colocar las tablas y conseguir el efecto que busquemos: las lamas colocadas en línea con la entrada de luz “alarga el espacio” y le da profundidad. Por el contrario, colocarlas de forma contraria a las entradas de luz “ensancha” la estancia. Finalmente, una colocación transversal de las lamas dinamiza el espacio.

La selección de los acabados (más rugosos, con marcas de nudos en la madera, aspecto poroso…) y el tono elegido (tonos de madera natural, madera “envejecida”, blanqueados, ahumados…), es esencial para dar carácter a nuestro espacio. En este caso, hay que tener muy en cuenta la cantidad de luz natural y artificial de la habitación. Si hablamos de tendencias de diseño, los tonos grises (claros e intensos) están en pleno auge. Resultan elegantes, actuales y fáciles de coordinar con el resto de la decoración de la estancia.

SOSTENIBILIDAD Y MEDIO AMBIENTE

Las primeras firmas de tarima flotante se caracterizan por sus POLÍTICAS DE SOSTENIBILIDAD Y CUIDADO DEL MEDIO AMBIENTE. En su fabricación, se ,emplean materias primas que provienen de explotaciones controladas teniendo como base maderas autóctonas de crecimiento y tala controlada: haya, arce, roble son algunas de las variedades empleadas, a las que se les superpone una capa decorativa que puede imitar maderas tropicales como el wenge o la jatoba.

El certificado “EL ÁNGEL AZULes el sello internacional concedido a productos y servicios respetuosos con el medio ambiente y que aparece en primeras marcas de fabricantes internacionales con las que PUERTAS MIGUEL ROSAS S.l. trabaja.

CLASIFICACIÓN DE SUELO FLOTANTE

¿Cómo seleccionar la mejor calidad y el producto más adecuado? En Miguel Rosas nos enseñan a diferenciar los tipos de tarima flotante que existe en el mercado, teniendo en cuenta su resistencia al roce y la abrasión. Así encontraremos dos clasificaciones, una basada en el llamado test de abrasión (mide la cantidad de veces que la superficie soporta el roce antes de deteriorarse), donde:

AC3 equivale a una superficie que soporta 2500 “roces”, y es adecuada para un tráfico normal en una vivienda (dormitorio, sala de estar, habitación…). También denominado CLASE 21 (espacio doméstico) y CLASE 31 (espacio comercial).

AC4 equivale a una superficie que soporta 400 “roces”, y es adecuado para tráfico elevado, como el que podemos tener en salones, cuartos infantiles…Se le denomina también CLASE 22 (espacio doméstico) y CLASE 32 (espacio comercial).

AC5 equivale a una superficie que soporta 6500 “roces”, adecuado para tráfico intensivo, perfecto para hostelería o centros comerciales. Sería la llamada CLASE 23 (espacio doméstico) y CLASE 33 (espacio comercial).

Una vez más, podemos ver cómo el asesoramiento profesional nos ahorra tiempo y dinero. Elegir de forma adecuada nuestro suelo laminado, que incluya una instalación supervisada por profesionales, es siempre garantía de tranquilidad y certeza.  Que, además, estos profesionales sean reconocidos por nuestros vecinos y recomendados por ellos mismos, nos dan una muestra más de que hemos tomado una buena decisión. Apostar por nuestras empresas, los negocios locales, nos permite ahorrar costes y tenerles cerca cuando tenemos que resolver alguna duda. Y eso es toda una tranquilidad…